Historia

Desde los inicios de la república fue anexo del distrito de Tarma, con el tiempo se estableció como distrito denominándose “La Unión Leticia”, creada por ley Nº 8253 de 20 de abril de 1936.

El nombre fue puesto en homenaje a la ciudad de Leticia cedida a Colombia, el año 1936, estableciendo como su capital el pueblo de Leticia, formado por las comunidades Chancha y Huancoy en pleno conflicto reivindicativo del pueblo peruano de Leticia frente a Colombia.

El antiguo pueblo de Chancha, podemos asegurar que su antigüedad se pierde en las tinieblas del pasado y probablemente data de la época pre-inca, como puede verse en una serie de ruinas de viviendas, Chulpas e incluso lugares que han servido como centros de reclusión, donde puede ver gran cantidad de osamentas humanas.

La superficie donde esta agrupación humana a desarrollado sus actividades durante milenios, logrando conservar sus fueros intangibles, a través del tiempo, estaba preferentemente delimitados entre los pueblos vecinos cuyos habitantes como sus antecesores se dedicaban a las faenas agrícolas y ganaderas; Incluso podemos atrevernos asegurar que este pueblo es el más antiguo de los Tarumas y probablemente la más importante, y nos hace pensar así, en que el actual río Tarma en los valles más bajos era y es conocido como el río Chanchamayo, porque si fuera lo contrario, es decir, si el primer pueblo hubiera sido los Tarumas, lógicamente el mencionado río se hubiera llamado Turumayo, sea cual fuere el origen del río de esta zona, lo interesante es que hoy se conoce con ese nombre una vasta región de la zona tropical con el nombre genérico de Chanchamayo.

Las tantísimas ruinas existentes en los diferentes parajes de la comunidad indican que “Shansha” fue cuna de muchas civilizaciones pre-incas, estas ruinas son: Gagapata, Chontacancha y Cashamarca en los alrededores del pueblo de Leticia; las de Pishgomarca en las alturas de Lutia; Huamanchancha en Cachan; Santa Ana y Roguebitec en los cerros de su nombre. El vestigio del camino del inca cruza esta población y por las faldas de Condorcocha, Roguebetic y cumbre de Limapuquio, indican que las tribus existentes en la época pre-inca, supervivieron como ayllus que fueron incorporados al gran imperio del Tahuantinsuyo.

En el periodo incaico del pueblo Chancha, ya tenía el concepto de la vida social a base del trabajo, practicando el lema “todos para uno y uno para todos” formando así los ayllus.

En la conquista española y durante el coloniaje se instaló en Tarma la intendencia a donde perteneció este pueblo, heredando y cultivando las mismas costumbres incaicas, tomando la designación del “Ayllu de Shansha” ambiente en que predetermino la ayuda mutua, superación y fraternidad, aunque no faltó la ambición y el egoísmo entre los mismos habitantes, surgiendo así la rivalidad entre chancha y Huancoy.

La tradición cuenta, que con el advenimiento de la conquista y del coloniaje, aparecen los primeros habitantes mestizos en “Curahuasic” o “Cuyruhuasi”, tierra privilegiada para la agricultura, lo mismo que en Shansha a quienes podemos llamar los primeros pobladores del actual pueblo de Leticia.

Durante la república, hasta 1936 administrativamente estaba ligada a Tarma, ostentando diferentes denominaciones como pueblo, anexo y a pedido ante el congreso nacional por el diputado Moises Velarde, se acuerda su ascensión a la categoría de distrito.

Como ocurre en la provincia. La unión tiene su población integrada de mestizos. Estos a su vez se agrupan en dos. Los pobladores de la ciudad capital del distrito. De mayor nivel cultural. Dedicados en su mayoría al comercio y el transporte. Los pobladores de las zonas campesinas, que conforman las comunidades campesinas. Dedicados a la agricultura y pastoreo.

Son apellidos propios de este distrito; Sovero, Caparachin, Porras, Meniz, Quinto, Echevarría.

La Unión antiguamente se le conoció con el nombre de chancha, fue asiento de una poderosa tribu que domino parte del territorio del actual distrito de Tarma. Durante los primeros años del periodo pre-inca horizonte temprano fue centro de dispersión humana a otras latitudes del actual territorio de la provincia. Según leyendas y tradiciones se colige que este suelo se produjo acciones de armas entre tribus o etnias que pugnan poderío y posesión de tierras.

Durante los primeros años del siglo XX tuvo que afrontar serios problemas, mucho de estos en enfrentamiento armados, por la lucha de sus territorios. Que fue desmembrada en diferentes oportunidades.

Scroll to top